Este sitio (como todos los demás) utiliza cookies. Continuando a visitar la página web se aceptan términos y condiciones

Escort Córdoba

Córdoba es la tercera ciudad de Andalucía. Bonita y majestuosa es una ciudad de tamaño medio, en cuyo casco antiguo aún podemos contemplar edificaciones con elementos arquitectónicos de cuando Córdoba fue la capital en tiempos de la República romana, o de la provincia Bética durante el Imperio Romano, o del Califato de Córdoba en la época musulmana.

¡En Córdoba encontramos que la demanda sexua sigue siendo un foco de atracción para aquellas personas que ejercen la prostitución y para los empresarios que intermedian en el negocio del sexo. Si hace unos meses un informe del Instituto Andaluz de la Mujer colocaba a Córdoba como la segunda provincia andaluza con una mayor incidencia de la prostitución.

Y no sólo crece la presencia de personas que ejercen esta antigua profesión, sino también los lugares donde se frecuentan además del amplio catálogo que se ofrece desde vulgarmente hablando putas trabajando en la calle, como escorts o chicas de compañía, además hay que sumarle el incremento de la prostitución masculina y aquella ejercida por transexuales. Escorts y putas de distintos países: brasileñas, ecuatorianas o marroquíes compiten por la clientela con las trabajadoras nacionales, las cuales han cedido la calle a las inmigrantes, donde la situación es más difícil y permanecen más expuestas, mientras que las españolas han ocupado lugares menos visibles, como pisos o clubs de alterne.

Por otro lado, mujeres del áfrica Subsahariana representan la última influencia de mujeres que, a falta de algo mejor, han hecho de su cuerpo su herramienta de trabajo. La tradición dice que éste es un negocio callejero propio de arrabales y zonas de extrarradio, aunque en los últimos tiempos la proliferación de los clubs de carretera no ha pasado inadvertida para nadie. No obstante, zonas como Ciudad Jardín o el centro histórico han experimentado una proliferación de casas de contacto y de negocios solapados que esconden tras negocios de prostitución. Es sabido también que las explanadas de El Arenal también constituyen un territorio idóneo, por su discreción, para prostitutas y clientes.

En cuanto a Ciudad Jardín, el presidente de la asociación de vecinos Nueva Ciudad Jardín, asegura que el incremento se ha producido en los últimos tres años, aunque es difícil señalar una especial incidencia en alguna calle o piso concreto, puesto que su “modus operandi” consiste en cambiar el lugar de contacto cuando la actividad realizada en éste comienza a ser de dominio público. La calle Alcalde Aparicio Marín, en Gran Vía Parque y en López de Sosa existían hasta no hace mucho viviendas en las que se producían este tipo de encuentros.

Visto lo poco que la Policía Nacional puede hacer en este tipo de casos, dado que la prostitución es una actividad alegal en nuestro país (no sujeta a normativa), las protestas de los vecinos se limitan normalmente a las molestias producidas por el ruido derivado del ajetreo sexual en estos lugares. Hasta que no haya una normativa que regule la prostitución, muchas de estas personas seguirán sufriendo la presión de las mafias, proxenetas y clientes, además de que ante la Seguridad Social no constarán como que están dadas de alta a la Seguridad Social, y es que si el negocio de la prostitución se le aplicara una normativa tributaria, el gobierno recaudaría muchísimos impuestos. ¿Por qué esta negativa del gobierno?